Blogia
A quién le importa - Sin Más

Los niños nos sorprenden cada día más

Del día hoy me quedo con mi hora y media con Mariana. Esa curiosidad infantil por encontrar explicación a todo me encanta, cosas que los demás ya hemos dado por sentadas, las aceptamos y no nos las cuestionamos no vaya a ser que nos cansemos de pensar.

Había preguntas de todo y de una cosa nos íbamos a otra. Unas risas intentando explicar y entender por qué suceden o por qué son así. Y las risas han continuado cuando de mi boca ha salido la palabra pedo y me ha dicho que por fin hablaba su idioma, que normalmente decía palabras más finas, aunque me entendía de todas formas. Yo flipada con su naturalidad y con lo que me había dicho, porque siempre intento no decir palabras muy técnicas y hablar un lenguaje que me pueda entender, aunque reconozco que a veces voy metiendo palabras para ampliar su vocabulario. En fin, muy divertido al mismo tiempo que hemos aprendido las dos un montón.

Además hoy Adrián estaba contento y hablando más de lo normal, cosa que le cuesta mucho, así que aprovecho estos días para que se exprese todo lo que quiera (al revés que con Mariana que de vez en cuando la tengo que parar). Como ve resultados positivos está mucho más motivado y cómodo cuando voy.

Así da gusto dar clases, cuando ves que están contentos y que el trabajo está bien hecho y se ha conseguido lo que se pretendía. No hace falta dejar de ser humanos para que los niños aprendan a estudiar y no todo el tiempo se tiene que dedicar a mirar los libros de texto, sino que una buena conversación puede enseñarnos muchas más cosas.

Seamos niños de vez en cuando

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres